apoquindo

Ficha tecnica

Comuna

Las Condes

Contexto

Urbano

Altitud

863 m.s.n.m

Normativa 
PRMS

5.2.3 Parques Intercomunales (PI) - 5.2.3.2. Cerros Islas (Parte del cerro)

Superficie Total

64,05 ha

Normativa
PRC Las Condes

Áreas de parques intercomunales (UEe3) y Vivienda (UV)

Superficie no construida

22,41 ha

Composición Vegetal

Nativa

Cobertura Árborea

20-30%

Datos comunales

Las Condes

ICVU

73,6

Áreas verdes consolidadas

113,48

Habitantes

282.013

Estacionamientos
Construcciones Inmobiliarias
Vegetación
Nativa
Piscinas
Plantaciones
Equipamiento Recreativo

El Cerro Apoquindo se ubica al oriente de la ciudad, en la comuna de Las Condes, al sur del Cerro Calán y al norte de la Loma de los Baños (o Los Rulos). El cerro está muy próximo a los faldeos de la Sierra de San Ramón, cadena montañosa que tiene una extensión de 12 km de norte a sur ubicada ente los ríos Mapocho y el Maipo. Este cerro era parte de la comarca Apoquindo, una de las zonas más pobladas de la región y su población obedecía al cacique Apoquindo cuando Valdivia llegó a Chile en 1540 (Larraín, 1952).  

 

Actualmente, este cerro se encuentra totalmente rodeado por la ciudad y se ve afectado por una una fuerte presión inmobiliaria al estar inserto en una comuna y barrio residencial de altos ingresos, tal como es el sector Los Domínicos. Fue en 1980, que se aprobó la urbanización del lado poniente del cerro, sin embargo el lado oriente fueron cedidos en escritura pública por el propietario como área verde municipal (Aguirre, 2011).  Entre los años 1979 y 1994, su reducida pendiente permitió la construcción de viviendas que remontaron poco a poco su ladera oriente; su ladera poniente todavía se encuentra en su estado natural, pero con una baja cobertura arbórea. Ante la  vulnerabilidad inmobiliaria de estas 32 hectáreas de terreno eriazo –ubicadas dentro del semicírculo que conforman las calles Vital Apoquindo, General Blanche, Colina Vista Hermosa y San Vicente Ferrer–  los vecinos han exigido a que se consolide como área verde. Con acceso por la calle Vital Apoquindo, se planteó la posibilidad de crear un parque rústico. A la fecha, solo se visualiza la reforestación del sector con Pimientos, Algarrobos, Maitenes, Palma chilenas, Quillayes, y el sitio se encuentra enrejado, que por ahora no permite acceder al terreno.

 

La oportunidad de un proyecto de parque que integre aguas en este cerro es inmensa. Entre el cerro Apoquindo y la Loma de los Baños se encuentra el estero Los Baños, que drena aguas termales en el punto de confluencia de las quebradas Grande y Los Almendros, en la cota 775 msnm. Esto sucede porque el estero se localiza sobre la falla de Ramón, la cual se encuentra a 5 km bajo la superficie y tiene una extensión de 25 km en sentido norte-sur. Esta falla se encuentra activa y se alimenta de aguas fluviales que se filtran por la corteza terrestre y que luego de pasar por un foco de calor, salen a la superficie a temperaturas que fluctúan los 19ºC a 22°C (que han descendido levemente con el paso del tiempo) (Hauser, 1999).

 

Debido a sus cualidades terapéuticas, estas vertientes fueron desde la época prehispánica objeto de culto y peregrinaciones. Entre 1840 y 1942 existieron cuatro manantiales que dieron origen a Los Baños de Apoquindo, los que se ubicaban dentro del Fundo Santa Rosa de Apoquindo, propiedad rural de la familia Guzmán Montt, y funcionaron hasta el año 1945.

Aledaño a estos baños se instaló el Hotel Apoquindo, que comprendía edificios de adobe y madera con vista a la quebrada, un restaurante y una laguna rodeada de jardines con terrazas bajos los árboles. En su época, fue de las atracciones más importantes de los alrededores de Santiago. La gente llegaba en carretas que salían diariamente desde calle Catedral esquina Puente.  Incluso para el Centenario se pensó en construir tres caminos que unieran el centro con las zonas rurales: uno para Maipú, otro para San Bernardo y un tercero para los Baños de Apoquindo (Laborde, 2012). Muy próximo a estos baños, precisamente a 1,5 km. hacia el sur, se encontraban las instalaciones de Agua Mineral Vital Apoquindo (dándole el nombre a la Avenida Vital Apoquindo que existe hasta hoy), en donde se extraía y decantaban el agua mineral. Esta fuente de agua mineral era tal vez la única en Chile de tan alta calidad, muy similar a la famosa agua Vittel de Francia (Larraín, 1952).

 

Pero con el paso de los años los severos daños por sismos obligaron la demolición del hotel y en 1950 fueron desmanteladas las instalaciones de Agua Mineral Vital, dando paso a la construcción de viviendas y un club de rodeo chileno. Los siguientes años de presión y desarrollo inmobiliario, acabaron sepultando el balneario y su atractivo. Aún es posible reconocer restos de las fundaciones del antiguo hotel, y vestigios de las primitivas captaciones e instalaciones de Agua Mineral Vital.  

 

En la actualidad, la propiedad de Dirección de Previsión de Carabineros de Chile (Calle Vital Apoquindo n°1200) se ubica en los terrenos en donde estaban los Baños de Apoquindo . El agua manada de las distintas fuentes de Apoquindo registra un caudal total de 3,3 l/s (marzo 1997). Durante los meses de diciembre a marzo, la fuente era encauzada para llenar los 500 m3 de capacidad de la piscina del recinto recreativo, y las aguas excedentes eran aprovechadas para el riego de áreas verdes aledañas. Pero con el terremoto de 2010 la piscina resultó dañada y ahora la fuente sigue su curso natural por las napas subterráneas. 

 

Debido a su proximidad con el cerro Calán y los faldeos cordilleranos, el Apoquindo tiene el potencial de ser pensado como un sistema interconectado de parques naturales. Este sistema podría ayudar a fomentar la biodiversidad de estos lugares y frenar su deterioro ecológico, como también facilitar su accesibilidad y uso como áreas de esparcimiento.