El manzano

Ficha tecnica

Comuna

Lo Barnechea

Contexto

Urbano - Rural

Altitud

977 m.s.n.m

Normativa 
PRMS

S/L

Superficie Total

11,93  ha

Normativa
PRC Lo Barnechea

Cerros Islas, Residencial (Zona J)

Superficie no construida

11,33 ha

Composición Vegetal

Nativa

Cobertura Árborea

50-60%

Datos comunales

Lo Barnechea

ICVU

57,6

Áreas verdes consolidadas

98,87 ha

Habitantes

95.946

Ciclismo
Laguna
Vegetación
Nativa

El Cerro el Manzano se ubica en el barrio Valle La Dehesa, antiguo sector de Los Nogales en la Comuna de Lo Barnechea. Actualmente se conserva en su estado natural original y únicamente una torre de agua -que imita la forma de un castillo- corona su cima. El crecimiento de la ciudad llegó hasta sus pies con vialidades que acabaron rodeándolo. Por su ladera sur poniente, el barrio residencial de altos ingresos llega hasta la calle Panorámica Sur; por su ladera nororiente, la Calle Bernardo Larraín asciende levemente y cruza el cerro generando un talud en toda su longitud.

 

La historia de ocupación del cerro El Manzano y su contexto próximo remonta a 1979, cuando el gobierno decretó que La Dehesa sería zona de extensión urbana. Los dueños de terrenos de la antigua Hacienda de La Dehesa, una de las 18 haciendas que hoy conforman las comunas del sector oriente de Santiago, herederos de Bernardo Larraín Pérez Cotapos,  advirtieron expectativas de un creciente potencial inmobiliario en la zona de Los Nogales . Aledaño al cerro existía un embalse de agua producto de la intervención de un estero. En 1980 se acuerda mediante un convenio, que los urbanizadores entregarían este embalse a la empresa Aguas Lo Castillo junto al pago de cuotas hasta el año 2007, y a cambio, Aguas Lo Castillo desarrollaría redes de distribución y servicios sanitarios para los habitantes del "nuevo barrio". El esquema fue un acierto. El tranque La Dehesa permitía el almacenamiento de agua cruda, que posteriormente era tratada en la planta de tratamiento de agua potable La Dehesa (actualmente Bernardo Larraín Cotapos N° 11.392), instalaciones que se extendían hasta la cima del Cerro el Manzano con una torre de agua en su cima.

 

Pero en 1989 se definió una nueva regulación sanitaria y los inmobiliarios exigieron a Aguas Lo Castillo un reajuste de las cuotas en medio del boom inmobiliario en la zona. A mediados de los 90 el tranque y sus instalaciones fueron compradas por la empresa Enersis, la que luego de adquirir la empresa Lo Castillo, pasa a llamarse Aguas Cordillera, propietaria hasta hoy tanto del tranque como de la superficie total del cerro.

 

Aunque el potencial de parque es evidente, actualmente la empresa conserva inaccesibles los bordes del tranque y enrejado el perímetro del cerro. La calle Bernardo Larraín presenta grotescas barreras además de rejas, que bloquean tanto el acceso vial como peatonal. El cerro fue por años inicio de circuitos de mountainbike al sector El Huinganal y Santa Martina, pero debido a los diversos cierres, cada vez es más complejo cruzar las bicicletas para acceder a los cerros de la zona. El tranque es uno de los pocos lugares de avistamiento de aves acuáticas en la ciudad de Santiago, pero debido a la inaccesibilidad, pasan inadvertidas.