dieciocho

Ficha tecnica

Comuna

Lo Barnechea

Contexto

Urbano

Altitud

1020 m.s.n.m

Normativa 
PRMS

5.2.3 Parques Intercomunales (PI)

5.2.3.2. Cerros Islas (Parte del cerro)

Superficie Total

122,05  ha

Normativa
PRC Lo Barnechea

Cerros Isla; Residencial-equipamiento (Zona A); Residencial-equipamiento (Zona B); Residencial (Zona J); Áreas verdes complementarias 

 

Superficie no construida

79,33 ha

Composición Vegetal

Nativa

Cobertura Árborea

40-50%

Datos comunales

lo barnechea

ICVU

57,6

Áreas verdes consolidadas

98,87 ha

Habitantes

95.946

Parque
18 de septiembre
18 chico
Canchas
de Golf
Funicular
Cuasimodo
Rodeo,
Medialuna
Miradores
Actividades
Educativas
Vegetación
Nativa
Paseos,
Caminatas
Equipamiento
recreativo
Estacionamientos
Construcciones
inmobiliarias

El Cerro Dieciocho se ubica en  el sector oriente de la capital, en la precordillera del valle de Santiago adyacente al río Mapocho. Muy próximo al pueblo de Lo Barnechea, se localiza en un contexto particular en donde conviven poblaciones de alta vulnerabilidad social, en conjunto con colegios, clubs privados y viviendas de familias de altos ingresos. En consecuencia, los pies del cerro han sido loteados con distintos criterios, existiendo terrenos de 5000 m2 de superficie (Huinganal y Valle Escondido) hasta predios de 200m2 (Cerro Dieciocho), sin tener una planificación adecuada que no incorpora espacios públicos de magnitud suficiente.

 

En el sector nor oriente del cerro se encuentra el club privado Valle Escondido–inaugurado el año 2000–, correspondiente a un proyecto inmobiliario, para estratos socioeconómicos altos, que cuenta con una superficie de 190 ha. Dispone de sitios, casas y departamentos construidos alrededor de una cancha de golf y un Club House con restaurant, piscina, canchas de tenis y gimnasio. Desarrollado bajo altos estándares de seguridad, Valle Escondido es un club cerrado, con acceso restringido por guardias. Su membrecía requiere la aprobación de un directorio, la adquisición de acciones correspondientes y el pago de una alta cuota de incorporación, siendo accesible sólo para un mínimo porcentaje de la población.

 

En el lado norte del cerro se encuentra el barrio residencial–también para estratos socioeconómicos altos– "El Huinganal", y adyacente a éste, un conjunto de colegios privados de alto estándar entre los que destacan el "Colegio Nido de Águilas" fundado en 1934 y el colegio "Mayflower" el cual se instaló en 2015, en las que fueron las instalaciones del ex “Colegio Apoquindo”.

Paradójicamente, muy cerca de estos sectores de altos ingresos, se ubican tres poblaciones de nivel socioeconómicos bajos (D y E): Población Cerro Dieciocho Norte, Cerro Dieciocho Sur y Villa Cerro Dieciocho. Estas se establecieron a fines de la década de los 80´s como solución habitacional para familias indigentes que habitaban en campamentos en la ribera del río Mapocho. Viviendas de 40m2 aprox. y estrechas vialidades en pendiente que carecen en su mayoría de arbolado urbano, remontan el cerro sin más espacio público que sitios eriazos cubiertos de maicillo (1 ha aprox. registrados por el municipio). En estas poblaciones, existen problemas asociados a la delincuencia (violencia intrafamiliar, drogadicción, micro tráfico, robos a personas y domicilios) y recurrentes enfrentamientos entre pandillas rivales integradas por jóvenes que habitan las mismas.

 

La tradición arriera en el cerro se remonta a 1965 cuando se crea el primer Club de Rodeo chileno en Lo Barnechea. Trasladado y refundado en reiteradas ocasiones,  hoy  se localiza adyacente a las poblaciones descritas. El recinto cuenta con una media luna y durante el año, se realizan diversas actividades, destacando la "Semana de la Chilenidad" organizada por el municipio (que reúne a más de 25.000 personas en torno al rodeo), o la popular festividad religiosa de Cuasimodo que se inicia en la Parroquia Santa Rosa de Lo Barnechea y culmina con una misa en la medialuna.

 

Existe un proyecto de parque por parte del municipio denominado  “Parque de la Chilenidad”, de 25 ha sobre la ladera nororiente y cima del Cerro 18. Se estructura en base a un elevador con cabinas que conectaría los pies del cerro con su cima, y la proyección de paseos peatonales y de bicicleta en relación a las quebradas, zonas de observación y áreas de esparcimiento. Esto, con el fin de desarrollar actividades de turismo y recreación en una zona poco valorada.